Actualidad

Published on 1 de julio de 2015 | by MPG

Adiós a Pedro Zerolo, la llave que abrió muchas puertas

Orgullosos de que nos representaras

El pasado 9 de junio nos dijo adiós Pedro Zerolo, quien falleció a los 54 años de edad por un cáncer de páncreas detectado apenas año y medio antes. Como ocurre en muchas ocasiones cuando una personalidad relevante se marcha para siempre, en los días posteriores a su muerte los medios de comunicación no cesaron de publicar artículos, reportajes, entrevistas en los que se ensalzaba su figura como defensor de los derechos del colectivo LGTB. Por su parte, los mensajes en las redes sociales en recuerdo de este canario, nacido en Venezuela y afincado en Madrid, fueron incesantes. Y, en su mayoría, muy emotivos.

Activista socialista, republicano, laico, feminista, ateo, migrante, federalista, lgtb, latino, abogado, concejal madrid, secretario movimientos sociales psoe

Sería un error pensar que Zerolo sólo trabajó por y para el colectivo homosexual, aunque sus principales conquistas estén ligadas al mismo. Y es que la importancia del que fuera secretario de Movimientos Sociales del PSOE, concejal del Ayuntamiento de Madrid y diputado electo en la Asamblea regional en las últimas elecciones, trascendió este ámbito, como se pudo comprobar el mismo día en que anunció, sin tapujos y con todas las letras, su enfermedad. La avalancha de mensajes de apoyo fue tal que seguro que le dieron más fuerza para seguir un poquito más entre nosotros.

Él fue quien impulsó la Ley de Matrimonio Igualitario, de la que este año se cumple el décimo aniversario. Probablemente, la reforma legal por la que más se recordará a los dos Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero. Una norma que colocó a nuestro país como pionero en la defensa de los derechos de los homosexuales en todo el mundo y que luego copiaron muchos otros países. Una conquista por la que Zerolo luchó, primero dentro de su propio partido, y luego ante una sociedad a la que, poco a poco, fue convenciendo de la necesidad de extender un derecho del que injustamente sólo disfrutaban los ciudadanos heterosexuales hasta entonces.

“Activista socialista, republicano, laico, feminista, ateo, migrante, federalista, lgtb, latino, abogado, concejal madrid, secretario movimientos sociales psoe”. Así se definía Pedro Zerolo en su cuenta de Twitter (@Pedro_Zerolo), una descripción que era todo un reflejo de su activismo contra la injusticia y por la igualdad real. En esta red social, en la que Zerolo era tan activo, escribió su último mensaje —su tuit 19.634— apenas seis días antes de su muerte. En él, volvía a denunciar otra injusticia, basándose en una noticia publicada por Europa Press: “#ElMachismoMata Un hombre detenido por asesinar a su mujer #BastaYa”.

Su gran apoyo, mayor si cabe desde que le diagnosticaron la fatídica enfermedad, fue su marido, Jesús Santos, con quien contrajo matrimonio el 1 de octubre de 2005 en una ceremonia que ofició Trinidad Jiménez. No obstante, Jesús y Pedro llevaban juntos (“casados de hecho”, como él decía) cerca de 20 años. Ambos se conocieron en el Colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de Madrid (COGAM), en el que militaban y que Zerolo llegó a presidir. Santos estuvo siempre a su lado, hasta el final. “Siempre hemos sido un todo, para lo bueno y lo malo, en la salud y ahora en la enfermedad, un cáncer que combatimos juntos”, declaró el político socialista hace un año.

COGAM emitió un comunicado el mismo día de su fallecimiento destacando su labor por esta asociación y por el colectivo en general. “Si algo nos enseñó Pedro (…) es que no hay que darse por vencidos, que hay que seguir luchando y que los cambios, por difíciles que parezcan, son posibles”, indicaba la emotiva nota. Y es que esa fue la grandeza de Pedro Zerolo: hacer posible lo que parecía imposible. Incluso, ya muerto, ha conseguido el reconocimiento de esos que en su día le llamaron despectivamente “maricón”. Así lo recogía Alfredo Pérez Rubalcaba en un tuit: “Hasta los que le vituperaron, hoy elogian a Pedro Zerolo. También en esto ha ganado”.

Dos palabras que cambiaron el mundo

Cristina de Pisa

La equiparación del matrimonio entre personas del mismo sexo al matrimonio entre personas de distinto sexo es una de las leyes más cortas de la historia.

En aquel tiempo, cuando los periodistas del ramo preguntábamos en qué consistía la reforma y se nos explicaba la sencillez del cambio, no escondíamos nuestra perplejidad. Luego, asumido que era el camino más recto para acometer la modificación, tratábamos de trasladarlo al resto de la ciudadanía.

Y la ciudadanía, fuera ésta del signo que fuera, se sorprendía del mismo modo. “¿Y ya está? ¿Con eso basta?”, preguntaban. “Sí, con eso basta. Las consecuencias jurídicas se producirán en cascada sin necesidad de más textos legales”. Era la respuesta repetida hasta la saciedad.

Consistía en sustituir en el Código Civil las palabras “marido” y “mujer” por el término “cónyuges” y las de “padre” y “madre” por “progenitores”. Junto con ello, incluía una precisión en el artículo 44, el del derecho a casarse, para aclarar que “el matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo o de diferente sexo”. Y ya está.

Aunque el autor material de esta ‘simple’ transformación fue Zapatero, el autor intelectual es, sin duda, Pedro Zerolo. Estoy segura de que hubo una escena parecida a esta: Pedro susurra al entonces presidente: “José Luis, no te compliques, cambia estos dos vocablos y ya está” (con acento canario).

Zerolo se murío el pasado 9 de junio pero con la satisfacción de saber que con tan sólo dos palabras cambió el mundo.

+ La Federación Estatal de Lesbianas...
La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexulales y Bisexuales (FELGTB) ha impulsado una iniciativa para inmortalizar el recuerdo de Pedro Zerolo en Madrid. En concreto, está recogiendo firmas para que la Plaza Vázquez de Mella sea rebautizada con el nombre de este activista y político. Para solicitar al Ayuntamiento de la capital madrileña el cambio de nombre de este espacio ubicado en el histórico barrio de Chueca. Al cierre de esta edición, el número de firmas en Change.org se acercaba a los 100.000.

Tags:


About the Author



Back to Top ↑