Actualidad

Published on 15 de octubre de 2015 | by MPG

0

Gorka Otxoa: “Yo canto como el culo”

William Miller: “El musical es un género que siempre he detestado bastante…Pero ‘Los Miércoles no Existen’ no es un musical”

Gorka Otxoa: “Yo canto como el culo”

Entrevistamos en exclusiva a los actores William Miller y Gorka Otxoa, que protagonizan junto a Inma Cuesta, Eduardo Noriega, Alexandra Jiménez y Andrea Duro, la película ‘Los Miércoles no Existen’, dirigida y escrita por Peris Romano, y que cuenta también con la colaboración de María León. A diferencia de lo que suele ser habitual, la película ‘Los Miércoles no Existen’ tiene su precedente en el teatro. Aunque inicialmente el guion fue escrito para cine, acabó llevándose primero a los escenarios teatrales, donde cosechó un gran éxito, lleva en cartel más de 2 años, superando hasta la fecha los 70.000 espectadores. Ahora Peris Romano readapta su propia obra de teatro para proyectarla en cines, donde se estrenará este viernes.

 

Una comedia coral con mucha música cantada por los actores en riguroso directo que aborda las relaciones de pareja, los desengaños, la infidelidad, el fracaso, las rupturas…y todo ello cargado con una vis cómica que pudimos apreciar en la anterior película de Peris Romano ‘8 Citas’.

 

El estreno está precedido de polémica, y ésta tiene como protagonista a Inma Cuesta y el uso que a veces se hace del Photoshop. La actriz denunció a través de sus redes sociales el abuso de este programa en una de las fotografías que aparecían de la actriz en una publicación. Para ponerlo en evidencia publicó esta fotografía, en la que según confesaba la propia Inma Cuesta no se reconocía, y la foto inicial sin retocar. La actriz manifestó su “indignación” por lo que consideró una “invención” de su imagen, lo que reabrió el debate sobre la manipulación que se hace sobre muchas imágenes y el canon de belleza. La polémica se zanjó con la disculpas del medio que publicó la foto de la polémica.

 

La música es un personaje más, no sólo porque cada uno de los personajes canten e incluso bailen, el 80% de los actores cantan en vivo y en directo, las letras se eligen con cuidado para contar algo sobre el momento que viven los personajes,  su estado de ánimo o expresan algo que no se atreven a decir. Entre el repertorio suenan títulos que les sonarán a más de uno, como “Bámbola”, “Fiesta” o “Truhan”; “Devolverte”, de Jero Romero; “No puedo vivir sin ti” de los Ronaldos o “Saharabbey Road” de Vetusta Morla; todos los temas son versionados y arreglados por Alberto Matesanz y Ester Rodríguez, músicos que salen también en pantalla y que forman parte de reparto original de la versión teatral.

 

Y esto de hacer triplete (cantar, actuar y bailar al mismo tiempo) le ha costado más a algunos de los actores que a otros. Hablamos en exclusiva con Gorka Otxoa, quien interpreta al personaje de César, y con el actor William Miller, que da vida a Hugo, el mejor amigo de César.

 

¿Qué tal lo de actuar, bailar y cantar al mismo tiempo? ¿Os habéis sentido cómodos?

William: Yo bailando me sentí igual de incómodo que en el musical (actuó en el musical ‘Los 40 Principales’). Soy nefasto para el baile, no se me da nada bien. Y sufro mucho porque no se me da nada bien. Lo que pasa es que como era una comedia, ya estaba bien que saliera mal (risas).

Gorka: En comedia todo vale.

William: El canto es una asignatura que llevo mejor, he sido cantante antes que actor, llevo actuando en bandas de rock desde que tenía 14 años, no era algo de lo que tuviese reparo.

Gorka: Es un crack (refiriéndose a William). Yo esto de cantar…Canto como el culo, y últimamente me ha tocado un par de curros en los que tenía que cantar y actuar, ‘Los Miércoles’ y ‘Vive cantando’. Pero en ninguna de ellas eran musicales en los que tienes  que cantar gay, y ser guachi, y entonar perfecto. En esta peli la música es muy importante, es un personaje más, y tiene una presencia brutal. A mí me flipa porque no suele haber una música así  de bandas sonoras en pelis españolas pero, afortunadamente para mí, no para William, no había que cantar ‘guachipilongui’.

William: Escribe guachipilongui

Gorka: Pero pon ‘tx’ que soy vasco, guatxi con tx…Cantas pensamientos que tienen estos personajes. Son pensamientos en alto, son casi cosas que se hablan para sí mismos, que están cantadas pero que no estamos cantando a lo loco. Cantamos con voz en directo, no hay nada de estudio, queríamos que hubiera verdad, que está guay. Uniendo todas las historias, la letra de cada canción habla de la siguiente secuencia…Creo que es muy interesante. No es un recurso que se suela ver en cine.

¿Al estilo de la película ‘El otro lado de la cama’ de Emilio Martínez Lázaro?

Gorka: La diferencia con ‘El otro lado de la cama’ es que sí era musical y hacían una coreografía, cantar y bailar, todo muy de estudio. Esta peli no va por ahí.

William: Había comparaciones con ‘El otro lado de la cama’ antes de que se viese la película, pero quien la ha visto ha comprobado que no tiene nada que ver. No nos ponemos a hablar los unos con los otros a través del canto, sino que simplemente es una música de transición. Es casi a veces la voz de la ciudad, la voz del decorado que tienes alrededor, la voz interior de los personajes, pero ‘Los miércoles no existen’ no es un musical en ese sentido.

¿Y a ti William te gustaría seguir explotando más el género del musical?

William: No, el musical es un género que siempre he detestado bastante. En serio, tiene que estar muy bien hecho. En mi vida normal no me pongo a hablar con un amigo cantando. A mí me gusta escuchar una canción porque es una canción. Pero es que encajar toda esa letra, ese diálogo, en una canción… Es que ni Andrew Lloyd Webber, que es el director de musicales por excelencia, se sale con la suya. Retorcer las cosas para que entren en la métrica y en la rima me parece tan artificioso. Y cuando algo me hace sentir artificial dentro de una película hay algo que hace ‘click’ y me salgo. El musical que hice, ‘Los 40 Principales’, no me disgustó tanto porque los personajes hablábamos y cantábamos canciones que sonaban por la radio de forma separada, pero no nos cantábamos el diálogo. Me parece forzado.

Nos contaríais a MPG alguna anécdota del rodaje.

Gorka: Hay tantas que ni te acuerdas. El plano secuencia inicial de María León y mío, que es de unos 9 minutos, y como dice el nombre, el plano secuencia va del tirón. Era en Madrid, de noche, paseando por muchas calles, partiendo de Callao, con mucho follón, y un vecino no hacía más que gritar. Con que haya un grito y entrara una voz había que repetir, la hicimos varias veces hasta que salieron dos o tres buenas, pero el tío este se dedicó a gritar para que no grabásemos. No sé si quería que le pagaran con su silencia o qué, pero esa noche fue un poco coñazo, como el director quería localizaciones muy reconocibles, muy míticas de Madrid, ese riesgo estaba siempre, pero tampoco hubo más catástrofes. Y anecdotarios varios, de ataques de risa inaguantables, de no poder aguantarnos de la risa varios (risas).

William: (risas) De tener que cortar. Cuando empezábamos a reír unas cuantas. Recuerdo una anécdota, Eduardo Noruega estaba grabando en su plano, era un plano individual, mirándole a Gorka para contarle sus penas, y aparezco y me meto en su plano y me dice Noruega ‘pero qué coño te pasa’, y le dije ‘es que sólo mirabas a Gorka, quería que me prestaras atención a mi’ (risas).

 

Parece que os habéis reído mucho y que os habéis hecho un buen grupo de amigos entre los actores.

William: Sí.

Gorka: Hicimos una pequeña gran familia y nos echamos unas risas. Dentro de la dureza de un rodaje, que la gente cree que es algo muy fácil, bueno son muchas horas, muchos madrugones, rodajes nocturnos pero si todo el mundo está favor, hay buen rollo en el equipo. Es una gozada porque esto es lo que nos gusta.

 

Tags: , , , , , , , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top ↑