Actualidad

Published on 30 de junio de 2015 | by MPG

Juicios paralelos, condenas ejemplarizantes

En el ámbito jurídico, en el que se mueven abogados, procuradores, fiscales y jueces, hay una máxima: una persona que ha sido condenada a un máximo de dos años de prisión y que no tiene antecedentes, no suele entrar en prisión. Entonces, ¿qué pasó para que la cantante Isabel Pantoja, condenada a dos años de cárcel y a una multa de más de un millón de euros por un delito de blanqueo de capitales, ingresara en el centro penitenciario de Alcalá de Guadaira el pasado 21 de noviembre?

Desde que se conoció que la popular tonadillera iba a acabar entre rejas, muchos medios de comunicación se frotaron las manos por el tirón mediático que iba a tener ver a la Pantoja ingresando en la cárcel. Ahora, unos cuantos meses después, cuando la cantante ya ha disfrutado de su primer permiso para salir de prisión, continuamos sin comprender los motivos que la condujeron al centro penitenciario de Alcalá de Guadaira. ¿Fue una decisión ejemplarizante? ¿Un aviso a navegantes? ¿O acaso los causantes de su periplo carcelario, con todas las noticias que ha generado —que si disfruta de un trato de favor, que si su celda es mejor que la de otras reclusas—, fueron aquellos que, desde sus atalayas mediáticas, realizaron un juicio paralelo a la tonadillera que culminó con sus huesos en la cárcel?

No han sido pocos los expertos en Derecho que han clamado contra lo que consideran una injusticia. Isabel Pantoja no cumple ni una de las condiciones que exige la ley para que una persona condenada a dos años o menos acabe en prisión: ni es reincidente, ni existen otros procedimientos en su contra, ni hay un supuesto de peligrosidad criminal de la cantante. Y muchos menos existe noticia de que no esté dispuesta a satisfacer sus responsabilidades civiles.

Sin entrar a juzgar los fundamentos de derecho de la sentencia por la que la tonadillera fue condenada —nuestro respeto a la Justicia es máximo—, seguimos sin comprender por qué una de las mejores intérpretes de canción española de todos los tiempos ha tenido que sufrir la humillación de pasar por la cárcel. Sobre todo, cuando la gran mayoría de los condenados a la misma pena que ella consiguen librarse de este infierno.

Tags:


About the Author



Back to Top ↑