Actualidad

Published on 14 de septiembre de 2015 | by MPG

0

Medem nos devuelve a la mejor Penélope Cruz

Al ver “ma ma”, el nuevo largometraje de Julio Medem con Penélope Cruz como gran protagonista y coproductora, nos hemos acordado de otras películas. En primer lugar, en un esfuerzo por adaptarse a los gustos de todos, el Medem de “ma ma” nos recuerda al de otra de sus cintas, “Los amantes del círculo polar”, quizá por el tono de la historia de amor que cuenta, entre estrambótico y costumbrista. Otra película que nos vino a la cabeza fue “Mi vida sin mí”, de Isabel Coixet, por tratar el drama del cáncer de una manera natural y desde un punto de vista positivo.

Pero no nos engañemos. “ma ma” es un drama. Un dramón, para más señas, en el que Medem y Cruz consiguen emocionarnos desde la primera escena. El primero ha creado, una vez más, una historia rocambolesca (como todas las suyas), tierna en todo momento, que nos relata con su peculiar estilo. Consigue que tengamos el corazón en un puño durante todos y cada uno de los 120 minutos que dura esta película.

En segundo lugar, Penélope Cruz está en “ma ma” que se sale de la pantalla. No hay ninguna duda respecto a su actuación: estamos ante uno de los mejores papeles en la filmografía de la actriz de Alcobendas. La capacidad para emocionar de esta historia no sería la misma sin la participación de Penélope, espléndida en el registro de mujer buena con una vida de lo más normal, a quien un cáncer le cambia todo. Candidata al Goya a la mejor actriz desde ya.

Y qué mejor acompañamiento para este papel que el solvente Luis Tosar, quien, como siempre, está más que convincente en su papel de padre y ojeador del Real Madrid a quien la vida le da un giro de 180 grados en cuestión de segundos.

Quizá lo que menos convence de todo es el personaje del ginecólogo cantante (sí, han leído bien) que encarna un correcto Asier Etxeandia. La canción que canta en un par de momentos de “ma ma”, tema supuestamente creado ad hoc para esta película, es cursi a más no poder y demasiado parecido al “Color esperanza” de Diego Torres. Tampoco se entiende qué pinta la enfermera que interpreta Silvia Abascal: no abre la boca en todo el metraje.

En cualquier caso, dos lunares para una buena película que consigue que salgas del cine totalmente revuelto por dentro. Porque en “ma ma” se llora. Y mucho.

Tags: , , , , , , , , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top ↑